Ir directamente al contenido

Noticias

El Real Patronato y Fundación ACS organizan un curso para promover la accesibilidad universal

16/11/2017

Madrid acogió uno de los diez cursos de accesibilidad que, desde hace 30 años, se están llevando a cabo por toda España para trasladar la importancia de la accesibilidad al quehacer diario de todos los estamentos y profesionales vinculados con el tema. El ‘Curso de Accesibilidad al Medio Físico’ de Madrid estuvo dirigido expresamente al personal del Ministerio de Defensa.

Fotografía del curso de Accesibilidad al Medio Físico del Real Patronato sobre Discapacidad y Fundación ACS

La accesibilidad en España, en general, y la más concreta, la formada por aquellos criterios básicos que permiten o imposibilitan a las personas con discapacidad interactuar con naturalidad con su entorno, son los temas principales del ‘Curso de Accesibilidad al Medio Físico’ que se desarrolló este jueves 16 de noviembre en Madrid organizado por el Real Patronato sobre Discapacidad y la Fundación ACS con el objetivo de dar pautas para alcanzar la accesibilidad universal. 

La formación, que se desarrolló en la sede del Real Patronato sobre Discapacidad en Madrid, tuvo como destinatario exclusivo al personal del Ministerio de Defensa y se coordinó con su Oficina de Atención a la Discapacidad, creada en febrero de 2016 como centro catalizador sobre este tema para las unidades, centros y organismos de las Fuerzas Armadas.

En el curso participaron miembros de las Fuerzas Armadas de, entre otros, la Dirección General de Infraestructuras y del departamento de Prevención de Riesgos Laborales que tienen interés, por un lado, en la formación y capacitación de sus miembros y, por otro, en concienciar sobre esta necesidad: la accesibilidad universal para las personas con discapacidad.

Un curso coordinado y en el que impartió materia el arquitecto y profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, Carlos de Rojas, para hablar sobre la accesibilidad en la arquitectura y en el Patrimonio Histórico, en concreto sobre las actuaciones llevadas a cabo en los Reales Sitios, entre ellos el Monasterio de El Escorial en Madrid, el de Santa María la Real de Las Huelgas en Burgos, el de Yuste en Cáceres y el Palacio Real de Madrid.

También intervinieron ingenieros, como José Antonio Juncá, encargado de exponer la accesibilidad en el urbanismo y, en concreto, la que se ha llevado a cabo en el casco histórico de Madrid, además de hablar sobre la ergonomía, concepto indispensable para poder adaptar el medio, fundamentalmente el laboral, a las personas con discapacidad.

Asimismo, la formación contó con la participación de otros expertos para tratar temas como la importancia de la presencia de la domótica, en este caso con el ejemplo práctico del centro de día y residencia para personas con daño cerebral y parálisis cerebral de la Fundación Polibea. Su director, José Félix Sanz, se centró en las herramientas tecnológicas que permiten acceder al ascensor del centro o a las habitaciones mediante tarjetas personalizadas; el uso automatizado de los distintos elementos de la habitación (iluminación, persianas o climatización) o los sensores que avisan de caídas.

Más de 30 años promoviendo la accesibilidad a través de la formación

El de Madrid es uno de los diez cursos que se desarrollan a lo largo y ancho del país desde hace más de 30 años y que cuentan con la participación de ayuntamientos, universidades, escuelas técnicas y otros centros de formación. Dirigidos a arquitectos, técnicos, ingenieros, estudiantes de arquitectura y otras disciplinas técnicas, formadores y responsables municipales, el objetivo es trasladarles la importancia de incluir la accesibilidad como parte de sus funciones y actuaciones diarias.

Una actividad que se complementa con la reciente celebración del Seminario Iberoamericano sobre Accesibilidad Universal, desarrollado en Montevideo (Uruguay) en el mes de octubre. Este evento, centrado en el apartado ‘emergencias’, sirvió para revisar las políticas públicas sobre accesibilidad que incorporan la discapacidad en sus protocolos de emergencias, sin olvidar los planes de gestión de centros históricos en cuanto a accesibilidad.

Todo ello, complementado con talleres, coloquios y ejemplos de buenas prácticas que mostraron, por ejemplo, las características que incorporan los inmuebles accesibles para una evacuación segura para personas con discapacidad, o la aplicación de las nuevas tecnologías como herramienta para garantizar la seguridad de personas con discapacidad en caso de emergencia.


Abre en nueva ventanaMás información

Comparte en